“El Gobierno debería trabajar más el tema de la circulación y no tanto la venta de libros”

Los libros de Marcos Almada se distribuyen por todo el país. No es porque sea un autor célebre, sino porque está presente en toda feria que se realice, tanto en el interior como en Buenos Aires. Es editor de Alto Pogo. Autogestión, lucha contra los grandes grupos y trabajo en equipo lo caracterizan.

Almada forma parte, además, de La Coop, una cooperativa que está conformada por un grupo de editoriales, que luchan por posicionarse en el mercado editorial de la mano del esfuerzo de sus propios editores, que a su vez, se encargan de la distribución y de analizar los canales de ventas.

-¿Cómo surge La Coop?

-Nos empezamos a juntar con otros colegas que conocíamos en ferias y charlas, y formamos un conglomerado de 12 sellos, que es la cooperativa para abaratar los costos de logística y distribución.

Por eso relacionarse con sellos de otras provincias. Hoy día está todo muy amontonado en Capital. Me gustaría que se pudiera trabajar codo a codo con editoriales de Tucumán, Mendoza y Jujuy, que haya un intercambio recíproco, que ellos lleven mis libros y yo los suyos. La federalización pasa por ahí. Si nos preguntamos qué tipo de literatura leen en San Juan no sabemos. Sabemos que se lee acá, en Córdoba y en Rosario, pero no en el norte o en la Patagonia. Por eso queremos interconectarnos con otras partes del país. 

-¿Cuál sería una solución viable?

-Tendríamos que construir vías de comercialización con sellos editoriales de las provincias para publicar autores de provincias  y que los de las provincias publiquen autores porteños y así crear una literatura  realmente nacional y federal.

marcos-almada-¿Cuál es rol de las editoriales independientes dentro del mercado?

-Los sellos independientes son vistos como el laboratorio de las grandes editoriales. Si un autor que publiqué yo pega el salto a una editorial grande, no quiere decir que lo que publicamos nosotros sea inferior. Quizá esté a la misma altura  o sea mejor que lo que escribirá con la otra editora.

Además el bombardeo mediático y publicitario que no poseemos, pero que los sellos grandes si, los llevan a la delantera pero va en contra del contenido puramente literario.

-¿Hay apoyo por parte del estado a estas pequeñas editoriales?

-Para Alto Pogo nunca puse un capital inicial. Tuve dos o tres subsidios. En la gestión anterior se empezó a trabajar el apoyo y la circulación de los libros, se captaban en las ferias, los stands colectivos. En la nueva gestión hay un fondo de desarrollo económico que se puede ampliar a diferentes modalidades, se puede viajar, comprar infraestructura. Hay un comité que regula lo que se puede hacer y qué no

-¿Es suficiente?

– No. Deberían trabajar más el tema de la circulación y no tanto la distribución y venta de libros. Los ministerios deberían hacer que los autores que publicamos sean conocidos. Armen contenido, hagan que los autores den charlas, que se reúnan con otros colegas. Eso es más rico que pagar un flete para llevar los libros. Tiene que haber más contacto entre el lector y el autor. Y no va con un libro bajo el brazo, va con varios. Y hace una especie de cartografía de lo que está leyendo, y en base a eso explica el suyo.

Hay mucha gente en el ministerio que viene de la autogestión. Estaría bueno que trabajen con el sector independiente, no sentirse más arriba. Que se siente a hablar con los sellos y que les propongan ideas y pregunten si sirven o no.

-¿Cómo viven el nuevo contexto social y económico los sellos independientes?marcos-almada-2

– La suba de tarifas nos afectó como a todos. Quizá se compran menos libros, pero se siguen comprando. Estamos todo el tiempo moviéndonos: vamos a ferias, a charlas, enviamos libros por correo, intentamos que el autor se muestre. Nos afectó porque aumentó el papel, aumentaron los talleres gráficos, los diseñadores cobran más porque les aumentó todo también.

-¿La apertura de importaciones afectó al sector editorial?

-La apertura de importaciones afecta a las editoriales nacionales que traducen. Porque si entra un libro de calidad inferior a mitad de precio, el que hizo su traducción pierde lo que invirtió. Estaría bueno tener cierta localía en  las traducciones porque se le está pagando a un traductor argentino. Pero las multinacionales no hacen eso. ¿Qué política se está implementando para vender libros argentinos en el exterior? Si en las ferias se les da más lugar a los títulos de editoriales internacionales y muy poco de lo nuestro. Hay una competencia directa que nos perjudica.

por Marcos Almada y Ángel Caballero

8 comentarios sobre ““El Gobierno debería trabajar más el tema de la circulación y no tanto la venta de libros”

  1. No sé qué decirte. No estoy puesta en el tema. Porque como ahora la gente lee por ordenador. tablets de forma tecnológica que en papel, supongo que también afecta.

  2. ¡Hola!
    La verdad que es una pena que muchos autores se vean en la tesitura de tener que buscarse la vida para que su trabajo tenga el reconocimiento que se merece y que los libros de papel tengan que luchas tanto con las nuevas tecnologías.
    Cierto es que como Algo especial, no estoy puesta mucho en el tema, pero tengo claro que una tablet o similar, jamás va a poder sustituir un libro físico (llamadme clasicona).
    Creo que los gobiernos, en general, deberían poner cartas sobre el asunto y dar facilidades a esos escritores locales, e invertir en cultura. Que si no valoramos lo que tenemos cada cual en nuestro país….
    No sé, ya te digo que es un tema que se me escapa mucho de las manos y desconozco totalmente…
    Besos

  3. Hola! Estoy de acuerdo en que cualquier acontecimiento literario debería tener más repercusión y, de esa forma, llegar a más gente. Que una editorial publique un libro no es sinónimo de calidad y hay mucho bueno entre lo anónimo y desconocido. Besos!!

  4. Yo solo espero que nunca dejen de existir los libros a papel. Puesto que aunque tengo ebook, los libros a papel nunca tendrás que dejar de leer por causas de la batería. Y siempre compro los libros de los autores que me gustan.

  5. ¡Me sorprende que las editoriales se agrupen en cooperativas!
    Desde luego, la lectura en soporte físico no tiene nada que ver al formato digital… Ambas tienen sus ventajas y desventajas, pero desde luego soy fan infinita de los libros físicos.
    Un beso!

  6. Este tema me interesa mucho, ya que en un futuro quiero publicar libros y la verdad que el tema no es muy fácil.
    Me gustó descubrir sobre las cooperativas editoriales,no tenía idea de que esto existiera.
    Saludos.

  7. Hola!
    Es curioso lo mucho que me gusta leer y lo poco puesta que estoy en el tema mas alla del libro que llega a mis manos.
    Yo también creo que el Gobierno debería involucrarse más en estos temas porque es cultura viva, pero bueno, como siempre creo que están a otros temas
    Un besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *